Tipos de calderas de agua Caliente

por | 17 Febrero, 2017

Para esas épocas en que el clima dificulta disfrutar de un cálido baño  o de un sueño confortable por la brusca disminución de las temperaturas, la alternativa más factible es la instalación de una caldera de agua caliente, a la hora de climatizar el  hogar e incluso a la hora de proporcionar agua caliente sanitaria las calderas son verdaderamente indispensables, pero los tipos son muy diversos, es fundamental conoce cada uno de estos para poder optar por el más conveniente, entre los principales tipos de calderas de agua caliente se encuentran los siguientes.

Tipos de calderas de agua Caliente

Tipos de calderas de agua Caliente

Calderas con micro-acumulación.

Es una excelente opción cuando se requiere climatizar el agua que sale en el baño e incluso en los grifos de la cocina por ejemplo, lo que permite este excelente beneficio es el sistema de funcionamiento de esta caldera, la caldera con micro acumulación cuenta con un depósito donde el agua que se encuentre allí siempre estará caliente, por supuesto en un principio al abrir el agua esta saldrá un poco fría pero rápidamente se mezclará con la caliente, dando como resultado la temperatura ideal en el agua que se vaya a utilizar.

Calderas con acumulación.

El funcionamiento es en esencia igual al anterior tipo, ya que, esta caldera cuenta con un depósito donde el agua que se acumule allí estará siempre caliente, la diferencia radica en que la eficacia de las calderas con acumulación es superior, el agua siempre sale caliente, por eso es muy implementada en hogares que requieren del calentamiento del agua en diversas áreas.

Calderas de calefacción.

Su funcionamiento es a base de radiadores, el agua es llevada hasta los radiadores a través de una especie de circuito cerrado,  lo que ocurre es que con el agua caliente se logra climatizar un espacio determinado, cuando ya es utilizada el agua y vuelve a enfriarse vuelve hacia los radiadores para calentarse nuevamente, cumpliendo en reiteradas ocasiones el circuito del que se ha hablado anteriormente.

Calderas estancas.

Podría hablarse de estas calderas como las ideales, ya que, no solo cumplen a cabalidad la climatización de un espacio en esas temporadas donde el frio se hace prácticamente insoportable, sino que además proporciona agua sanitaria caliente. Su funcionamiento se basa en una serie de tuberías que expulsan los gases al exterior, debido a este aspecto en específico es considerada una de las calderas más seguras para ser instaladas en lugares como dormitorios.

Calderas de condensación.

Su funcionamiento es simple y no genera gases perjudiciales para la salud, con estas calderas se logra un máximo aprovechamiento de los gases emitidos, ya que, durante el proceso de combustión que efectúa esta caldera, se obtiene vapor de agua que es aprovechado por esta, dando así un óptimo rendimiento y ahorro de energía que se requiere.  Para los amantes de la conservación del ambiente esta caldera resultará una alternativa confiable debido a que los gases que son emitidos no son contaminantes para el aire. Ahorro energético, conservacionista, saludable, si se consideran estas características es posible denominar las calderas de condensación como una alternativa insuperable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.