¿Cómo saber si es el momento de cambiar su caldera?

¿Cómo saber si es el momento de cambiar su caldera?

Es bien sabido que una caldera de calidad puede funcionar bien durante al menos 15 años. Sin embargo, esto no significa que seguirá funcionando correctamente durante este período de tiempo. A medida que pase el tiempo, la caldera luchará para calentar su hogar. Perderá eficiencia y funcionalidad también, si desea saber si es hora de cambiar o no su caldera, los siguientes signos se lo indicarán.

  1. Su caldera tiene más de 15 años.

Todas las cosas buenas llegan a su fin y cuando una caldera tiene más de 15 años, puede ser el momento de comenzar a buscar un reemplazo, esto es cierto incluso si la caldera no parece tener fallas importantes. La tecnología ha avanzado significativamente en los últimos años y los modelos anteriores simplemente no se pueden comparar con los niveles de eficiencia, las características de seguridad y las opciones de control inteligente en el mercado actual.

  1. Su caldera no es de grado “A”

Algunas calderas simplemente no alcanzan el nivel de eficiencia energética, una caldera con calificación A tiene una eficiencia energética del 90% o más. Para poner esto en perspectiva, una caldera con clasificación G tiene una eficiencia del 70% o menos, reemplazar su caldera por un modelo de mayor eficiencia energética podría ahorrarle hasta 305 euros al año en sus facturas de calefacción.

  1. Averías regulares.

Si parece que cada dos semanas hay algún problema con su calefacción o agua caliente, o si está constantemente aumentando la presión, las cosas solo empeorarán. El dinero que está gastando en piezas de repuesto, llamadas a técnicos y soluciones rápidas podría gastarse mucho mejor en una caldera de reemplazo en la que puede confiar.

  1. Las facturas de energía van en aumento.

Si bien vale la pena considerar cambiar de proveedor de energía para combatir las facturas en aumento, también es posible que su caldera sea la culpable. Una caldera cada vez más ineficiente cuesta dinero que la mayoría de nosotros simplemente no podemos permitirnos gastar, además, la actualización a los controles inteligentes de hoy en día le brinda un mayor control de su uso y gasto de energía que nunca antes.

  1. La caldera y / o los radiadores son ruidosos.

Tal vez usted se haya acostumbrado a ellos, pero los ruidos de golpes, gorgoteos y estallidos provenientes de su caldera no son ruidos normales, señalan que algo está mal y, si se ignoran, pueden provocar daños y averías con el tiempo.

  1. Llama amarilla.

Una caldera en buen estado debe arder alegremente con una llama azul; Si la llama de su caldera es amarilla, podría ser un signo de problema de monóxido de carbono, que es un problema grave. Es un gas peligroso, inodoro e incoloro que puede ser fatal si los niveles de exposición son lo suficientemente altos.

  1. Las piezas de repuesto son difíciles de encontrar.

Si su ingeniero de calderas le dice que las piezas son difíciles de encontrar, es una señal de advertencia muy clara de que los días de la caldera están contados.

  1. Fugas.

Una fuga de agua de su caldera podría causar daños significativos tanto en su hogar como en otras partes de la caldera, es importante que se comunique con un ingeniero lo antes posible antes de que las cosas se intensifiquen y se vuelvan peligrosas.

  1. ¡Simplemente no hace el trabajo!

Suena simple, pero es asombroso cuánto tiempo aguantara un sistema que simplemente no funciona muy bien. Si su calefacción tarda años en ponerse en acción o la casa nunca está lo suficientemente caliente, o si siempre se está quedando sin agua caliente, es hora de llamar a un ingeniero para investigar.

Si alguno de estos problemas le suena familiar, podría ser el momento de reemplazar su caldera, no le de largas al asunto o simplemente podría seguir gastando dinero innecesariamente o incluso poniendo en riesgo a toda su familia.

 

El primer paso es ponerse en contacto con los ingenieros locales de calderas. Podrán evaluar todo el sistema de calefacción y darle los consejos que necesita para ordenar las cosas.

 

Para facilitar las cosas, la Guía de calderas puede proporcionarle cotizaciones gratuitas y sin compromiso de hasta 3 ingenieros en su área para que pueda comparar cotizaciones y elegir la mejor para usted.

Mascotas y chimeneas. Cuidados que debe tomar.

Mascotas y chimeneas. Cuidados que debe tomar

Con las altas temperaturas que caracterizan el invierno las chimeneas se han convertido en una excelente aliada, nada más confortable que el ruido de la chimenea y el calor que de esta emana que hace de su casa un espacio muy ameno, sin embargo cuando se tienen mascotas es importante tomar precauciones.

Y es que tanto perros y gatos se sentirán atraídos por el calor que de estas emana pero no tienen noción del peligro que implica acercarse demasiado a una chimenea encendida, por eso queda de su parte tomas las medidas necesarias para que su mascota se sienta cálida pero con el menos de los peligros.

  1. Elija un modelo de chimenea seguro.

Las chimeneas convencionales han sufrido grandes cambios y hoy en el mercado de las chimeneas puede encontrar diversidad de modelos que se adaptan a sus necesidades, si aun no obtiene una chimenea y tiene mascotas en casa lo ideal es que opte por una más segura, por ejemplo, existen chimeneas que se guindan como un cuadro o que se instalan en espacios elevados lejos del alcance de su perro o gato.

  1. Obstaculice el paso hacia la chimenea.

Si ya posee una chimenea no le resulta factible cambiarla, entonces en pro del bienestar de su mascota lo ideal será colocar objetos que impidan que su mascota llegue hasta la chimenea, pero asegúrese que estos no sean inflamables para evitar accidentes. Lo ideal es obtener una mampara para chimeneas, contacte a su fabricante de confianza y obtenga la que mejor le convenga.

  1. Instale cristales en su chimenea.

Si desea proteger a su mascota pero sin renunciar a la majestuosa vista del fuego en su chimenea, entonces su mejor alternativa será instalar cristales resistentes al fuego como protección para su chimenea, así su mascota no tendrá contacto con el fuego pero usted podrá gozar de la esplendida vista.

  1. Eduque a su perro.

Dedíquele tiempo a su mascota para enseñarle a comportarse cuando la chimenea esté encendida, esta sin lugar a dudas es su alternativa más rentable, de esta forma ambos podrán disfrutar de los beneficios de la chimenea sin ningún tipo de riesgo. Pruebe con premiar a su mascota cada vez que se ubique lejos de la chimenea mientras esta esté encendida.

La seguridad de todos en casa es prioritaria, por eso tome las medidas necesarias para evitar que su mascota corra riesgos con la chimenea encendida y así podrán disfrutar todos del ambiente confortable que una chimenea les brinda en invierno.