Mitos sobre las bombas de Calor.

Mitos sobre las bombas de Calor

Aunque el principio detrás del funcionamiento de una bomba de calor se conoce desde hace décadas, el desarrollo de un dispositivo rentable que en realidad convertiría la energía térmica circundante en calor era atractivo para los consumidores, se hizo posible recientemente.

Gran parte de la creciente popularidad de las bombas de calor ha sido estimulada por la preocupación actual por el medio ambiente y la incertidumbre sobre los precios del petróleo. Cada vez más personas parecen abrazar activamente el uso de tecnologías de energía renovable por una serie de razones, entre las cuales la calefacción de «cero emisiones» es una de ellas.

En el contexto de la creciente demanda de soluciones limpias, confiables y sostenibles en lo que se refiere a la calefacción doméstica, la bomba de calor se encuentra entre las pocas tecnologías capaces de satisfacer las expectativas de calidad y calefacción rentable, pero en torno a estos aparatos se han creado una serie de mitos que es necesario aclarar para poder generar la confianza necesaria.

  1. Una bomba de calor necesita estar encendida todo el tiempo.

En comparación con las versiones anteriores, los últimos modelos de bombas de calor que están actualmente disponibles en el mercado, cuentan con mayores rendimientos de calor y, posteriormente, mayores tasas de eficiencia. Por lo tanto, si su casa tiene un aislamiento adecuado y su bomba está instalada en consecuencia, podrá utilizarla como cualquier otro sistema de calefacción, es decir, apagarla o encenderla cuando lo considere necesario. La diferencia radica en la velocidad a la que una bomba de calor entrega su salida, una bomba de calor no puede garantizar un calentamiento instantáneo todo el tiempo; en cambio, calienta el edificio gradualmente, según el modo de calefacción seleccionado.

  1. No se puede instalar una bomba de calor en edificios existentes.

Lo que es tan atractivo de las bombas de calor es que, incluso si se trata de un complejo sistema de calefacción, se puede adaptar fácilmente a diferentes tipos de propiedades, desde edificios históricos antiguos hasta nuevas estructuras de apartamentos. En el primer caso, se necesitará una revisión del sitio antes de instalar una bomba, para reducir las necesidades térmicas de la propiedad debido a un aislamiento inadecuado.

  1. Las bombas de calor ocupan mucho espacio.

Si bien una bomba de calor integra muchos componentes externos, como bucles subterráneos, compresor de aire exterior, tuberías, entre otros, no ocupa mucho espacio, porque la mayoría de las unidades de la bomba están ocultas a la vista.

  1. Las bombas de calor pueden usarse solo para calefacción.

Los modernos sistemas de bomba de calor pueden proporcionar calefacción durante la estación fría y refrigeración durante los calurosos días de verano. Para este propósito, la mayoría de las bombas de calor están equipadas con una válvula de inversión, que si se gira en una u otra dirección, revertirá el flujo de refrigerante que se bombea a través del sistema.

  1. Una bomba de calor necesita trabajos de mantenimiento frecuentes.

Aunque una bomba de calor requiere más atención y recursos financieros al principio una vez instalada, no necesitará trabajos de mantenimiento frecuentes. Dado que una bomba de calor no funciona con combustibles inflamables, resulta más segura que un sistema de calefacción tradicional que funciona con gasoil o GLP, sin embargo, es muy recomendable que un experto revise la bomba de calor al menos una vez cada dos años.

Las bombas de calor son líderes en la industria de climatización para el hogar, más allá de sus impresionantes características de calefacción y refrigeración, este tipo de tecnología se ha hecho famosa por su capacidad de ahorro de energía y de dinero.

Climatización de piscinas, para seguir disfrutando en otoño.

Climatización de piscinas, para seguir disfrutando en otoño

Cuando termina el verano, para muchos es el final de los baños de piscinas, las temperaturas disminuyen en otoño y hacen que las horas de disfrutar la piscina se reduzcan, exceptuando si usted cuenta con un sistema de climatización de piscinas, en este caso, pude disfrutarla todo el año, las alternativa de climatización más frecuentes para piscinas, se desglosan a continuación.

  1. Luz solar para calentar su piscina.

Al principio, calentar su piscina con luz solar parece ser simple y atractivo, es un método energéticamente eficiente y ecológico para calentar su piscina. Sin embargo, dentro de esta categoría de sistemas de calefacción de piscinas, hay una serie de opciones, cada una con sus ventajas e inconvenientes.

  • Calentador de agua solar.

Los calentadores de agua solares se utilizan principalmente para calefacción residencial o para instalaciones sanitarias. La aplicación exacta depende en parte del número de paneles instalados en el techo. También puede usar un calentador de agua solar para calentar no solo su hogar sino también su piscina.

Esto es mucho más respetuoso con el medio ambiente que el calentamiento de gas o combustible, pero necesita energía para alimentar el calentador de agua solar.

  • Paneles solares.

Los paneles solares producen energía en lugar de calor, esta es la mayor diferencia de una caldera solar. La energía es totalmente respetuosa con el medio ambiente y se utiliza para calentar la casa y la piscina con un sistema de calefacción eléctrico. Para calentar rápidamente su casa o piscina, lo mejor es combinar paneles solares con un sistema de calefacción eléctrico, como un intercambiador de calor.

Calentar su piscina con paneles solares es perfectamente posible, es respetuoso con el medio ambiente y la energía es completamente gratuita; sin embargo, necesita un presupuesto y una superficie considerables para instalar los paneles solares.

  1. Bomba de Calor.

La calefacción de la piscina con energía solar le hace depender de la cantidad de luz solar. Una bomba de calor es, por lo tanto, una alternativa perfecta que no depende del sol para obtener energía.

El uso de una bomba de calor para calentar el agua de su piscina, de hecho, proporciona numerosos beneficios:

  • Una bomba de calor es altamente eficiente, económica, fácil de usar y duradera.
  • Este tipo de calefacción es mucho más respetuoso con el medio ambiente que un sistema de calefacción de piscinas de gas o combustible.
  • Además, las bombas de calor tienen una larga vida útil.

 

  1. Calentadores de piscina de gas.

Los calentadores de gas utilizan gas natural o propano, el agua pasa a través de una cámara de combustión que se quema y calienta el agua antes de regresar a la piscina. En otras palabras, el agua pasa a través de un tubo caliente y luego regresa a su piscina, el tipo de combustible que utilice dependerá de la disponibilidad y el precio del combustible en su área.

Existen otras alternativas como deshumificadores, cobertores de piscina o intercambiadores de calor, en cualquiera de los casos el beneficio siempre es el mismo, disfrutar de su piscina durante todo el año.